¿Cuánto se Devalúa una Vivienda si NO Tiene Ascensor?
¿Cuánto se Devalúa una Vivienda si no Tiene Ascensor?

Contar con un ascensor en nuestro edificio no sólo es una cuestión de comodidad.

Esta instalación se ha convertido en algo que va mucho más allá del confort, ya que puede llegar a marcar una diferencia notable en su valor a la hora de tasar una vivienda.

Si no sabes cuánto dinero puedes perder al vender tu vivienda por culpa de no tener ascensor, en este artículo encontrarás toda la información detallada.

El valor decisivo del ascensor en una tasación

Según los últimos informes sobre el mercado de la vivienda realizados por Grupo Tecnocasa, los pisos con ascensor tienen un valor mayor por metro cuadrado que los que no lo tienen. La caída es muy sustancial, ya que el hecho de no tener ascensor devalúa la vivienda entre un 20% y un 40%.

Pero no sólo las cifras más recientes nos alertan del valor decisivo del ascensor en una tasación. En 2011, momento de la vertiginosa caída de los precios de las viviendas, los pisos sin elevador llegaron a costar un 33,83% menos que los que sí contaban con él.

Pese a las nuevas normativas, leyes jurídicas de accesibilidad, subvenciones y a la agilización de los trámites burocráticos para su instalación, un gran número de edificios siguen sin contar con ascensor. Los datos del Censo de Población y Viviendas del Instituto Nacional de Estadística demuestran que su instalación en las comunidades de vecinos tiene un crecimiento lento respecto a otras prestaciones, ya que en los últimos diez años han solo han aumentado de un 4,8% a un 6,3%.

En estudios realizados por Urban Data Analytics en el área urbana de Madrid, se ha observado que todavía quedan amplias zonas en las que los edificios no disponen de ascensor. Se trata de aquellas zonas donde las viviendas son más antiguas o no cuentan con reformas recientes.

En cambio, su instalación está prácticamente integrada al completo en aquellas áreas donde los edificios son más modernos y las rentas per cápita son más elevadas.

Así pues, existen lugares donde no disponer de ascensor devalúa especialmente la vivienda. Esto es así porque este factor se une a otros elementos fundamentales para calcular el valor de una vivienda.

¿Qué otros elementos pueden provocar la devaluación de una vivienda?

A la hora de calcular el valor de un inmueble hay otros elementos que entran en juego. Algunos de los principales son el tamaño (hasta un 4,3% más caras las viviendas de tres o más dormitorios) y su antigüedad, factor que supone una caída de hasta el 50% en los pisos de más de treinta años.

En el caso de que se trate de una vivienda reformada recientemente, contarán como elementos positivos el buen estado del suelo y las paredes, así como una buena instalación eléctrica y de la fontanería, que pueden sumar hasta un 9% de su valor.

Por el contrario, no contar con buena iluminación natural, estar situado en una orientación interior, así como en los primeros pisos o en un sótano, o el mal estado de muebles y electrodomésticos (en el caso de que los tuviera), son valores negativos que contribuyen a devaluar la vivienda.

La localización y los servicios municipales que ésta ofrece son otros elementos fundamentales.

Una vivienda que tenga en un radio de menos de 500 metros servicios tales como colegios o supermercados, suponen un valor añadido de hasta el 6% del precio. De la misma manera, la calidad del servicio de transporte público en las zonas céntricas no supone una devaluación a tener en cuenta pero, por el contrario, sí resta mucho valor en las zonas periféricas donde se requiere más frecuencia del servicio.

No contar con un servicio de transporte accesible y cercano devalúa el valor de estas viviendas, de la misma manera que lo hacen la contaminación acústica y la ausencia o lejanía de espacios ajardinados, de ocio y comerciales.

Revalorizarse está a tu alcance

Sabemos que llegar al consenso sobre temas importantes en una comunidad de vecinos puede conllevar más de un quebradero de cabeza.

Instalar y mantener un ascensor es un tema que debe estudiarse con detenimiento y que requiere tener en cuenta multitud de factores, tales como legislación o normativa, así como adaptarse a las condiciones del edificio.

Por ello, en AICON Elevadores ponemos a tu servicio toda nuestra experiencia durante todo el proceso para encontrar la solución que mejor se adapte a tus necesidades.

Contacta con nosotros y te asesoraremos sin compromiso.