¿Tengo que pagar el ascensor si vivo en el bajo? – Aicon
¿Tengo que pagar el ascensor si vivo en el bajo?

¿Debo pagar el ascensor si vivo en un bajo? La primera respuesta a esta pregunta sería que los propietarios de bajos y locales comerciales están obligados a pagar el ascensor según la cuota de participación correspondiente.

¿Qué dice la ley? Ya que se trata de un tema que genera discusión en muchas comunidades, vamos a explicarte todo lo relacionado con este tema.

 

 

 

¿Tengo que pagar el ascensor si vivo en el bajo?

 

De acuerdo con la ley vigente, la Ley de Propiedad Horizontal, si se acuerda contar con un ascensor en la comunidad, todos los propietarios están obligados a aceptarlo ya que es una mejora en comodidad y valoración de la vivienda. Existe la posibilidad de que, si hay una persona discapacitada o mayor de 70 años, se podría aprobar con mayoría simple.

En cuanto a lo que nos interesa: los bajos y locales comerciales están obligados a pagar la instalación ya que supone una revalorización del edificio. Sin embargo, como vas a leer a continuación los gastos de mantenimiento dependerá de cómo se haya decidido en la comunidad, ya que no hacen uso de él

 

 

¿Tengo que pagar los gastos de mantenimiento del ascensor si vivo en el bajo?

 

¿Los propietarios de bajos tienen que pagar los gastos de mantenimiento del ascensor? En este caso, los gastos de mantenimiento del ascensor, no tienen la obligación de pagarlos si se llega a un acuerdo en la comunidad. Sin embargo, debemos hacer una matización en este punto, ya que los gastos que no tienen por qué pagar son los ordinarios, pero sí que deben hacer frente a los extraordinarios.

Para que este hecho sea efectivo, debe existir una cláusula que exonere del pago, ya que, con la ley en la mano, se les puede obligar a hacer frente a los pagos, a pesar de que no hagan uso del ascensor ni lo necesiten.

A pesar de esto, cada caso es único y en cada uno de ellos la solución puede ser diferente.

En resumen, si hay instalación de ascensor, todos los vecinos hacen frente al pago y a los gastos extraordinarios. Por el contrario, los gastos de mantenimiento, harán frente todos los propietarios y, si se llega a un acuerdo, los vecinos que no hagan uso de él no incurrirán en ningún gasto.